Cualquier semejanza a la realidad (no) es pura coincidencia, los hechos y personajes que podes leer en este espacio pueden (o no) existir. Nunca copies y/o plagies sin incluir los créditos correspondientes.

El okupa (8) FIN

8

Me desperté bien entrada la mañana. No dormía tanto y tan bien desde hacía unos meses. Estaba desnuda pero también sola en la cama. ¿Donde estaba mi misterioso Chino?. ¿Y Neko?.
Me levanté de la cama y en el lado en que lo vi dormir a él antes de caer rendida, había un boceto de una mujer sin nada de ropa y durmiendo plácidamente. Era yo. Me había dibujado. Giré el papel y vi que había garabateado una nota. Breve pero directa. "Esta tarde en el bar de siempre. Chino".
Bueno, no estaba mal pensé, por lo menos no desaparece sin dejar huella ni es una alucinación o una pesadilla. Últimamente venía sufriéndolas muy a menudo y mi ex era el causante de todas.
Tampoco se sentía avergonzado de haber intercambiado fluidos conmigo, un tanto pija para su gusto, porque la atracción es algo que no se puede controlar y ahora sabía que el punki que tocaba la flauta en el bar de las vías de Benimaclet me miraba tímidamente y que soñaba en secreto con acostarse conmigo.

FIN

Publicar un comentario